20 dic. 2009

Presentación.

Nuestras queridas penejotas:

Aunque vosotras tenéis muy claro quienes sois, y que importante papel jugáis nos sentimos en la obligación moral que explicar al mundo del rol nuestra percepción del mismo. Nosotras, hemos permanecido en la sombra durante mucho tiempo, calladas y con la esperanza de que algún día se escuche nuestra voz. Ese día, por fin, ha llegado.

Hemos observado como poco a poco el mundo del rol se ha extendido en nuestra vida cotidiana: baldas ocupadas por multitud de figuritas, fichas de personajes a medio completar, libros y libros amontonados en habitaciones donde el espacio es un concepto limitado, módulos !hasta en el baño!, por no hablar de dados debajo del sofá o lapiceros punzantes por doquier. Porque el rolero medio, señoras, es un individuo que no se conforma con lo básico, siempre tiene que ir a más. Eso nos perturba, como se perturba la fuerza ante determinadas presencias oscuras.

¿Y cómo nos sentimos nosotras?, Pnjs en un mundo dominado por jugadores y masters del universo con poder ilimitado para ocupar la mesa del comedor los fines de semana. Y nosotras arrinconadas entre la tele de plasma (comprada para ver la edición especial de El señor de los anillos) y el vacío existencial de una vida sin ficha.

¿Es que no tenemos derecho a unas características, a unos dones, a unas habilidades, a unos puntos de vida y unos defectos? ¿Acaso no merecemos recibir PXs después de cada sesión? ¿No tiramos igual de bien los dados que cualquiera cuando nos mandan? ¡Pues claro que sí!. Pero en una trama hecha a nuestra medida, nuestro gusto y semejanza.

Desde este lado de la pantalla del máster, vemos el mundo del rol de una manera, ni mejor ni peor, simplemente diferente. Sufrimos como el más Pj que pueda haber, los ires y venires de las publicaciones, revisiones de los sistemas de juego, las dudas entre elegir tapa dura o tapa blanda, las oscilaciones de precios que llevan a la bancarrota a miles de roleros, las esperas de traducciones que nunca llegan, y la creciente presencia de los juegos indie.

Por eso hemos habilitado este espacio dedicado a nuestras inquietudes y desvelos. Y sobre todo para que TÚ, rolero medio, sepas como se siente tu PNJ.

Sin más, queridas amigas, nos despedimos emplazándoos a la próxima partida.