14 nov. 2010

Casi Requiem

Nuestras queridas penejotas:

Hemos pasados dos días de duelo, y es que desde la muerte de Superman, o el final de Perdidos, no nos habíamos sentido más hundidas. Incluso después de que a Boromir le ensartaran como a una brocheta en El señor de los anillos, jamás pensamos que derramaríamos tantas lágrimas. Nuestros dados d20 encogían por momentos en la bolsa, y los Fudge ni restaban ni sumaban, se dividían y dividían de pura tristeza. La cara del demonio sonriente dejó de sonreír, y en el senado de SPQrol veían atónitos cómo asesinaban al César del rol.

Han sido días de luto en Nación Rolera, La marca del este, y más lugares perdidos de la galaxia.

Y nosotras, nos hemos sentido viudas, después de saber que Telperion había desaparecido de las ondas.

Vestidas de negro, y con la mirada perdida en el horizonte, ahora sabíamos perfectamente lo que sentía Darth Vader cuando le destrozaron la estrella de la muerte. !Malditos Rebeldes!


Queridas penejotas, quizás os suene de algo lo que es Telperion. Sí, eso que vuestros pejotas escuchan los Miércoles religiosamente en el ordenador. Como si fuera la llamada de la selva, el rolero medio incluso el protofriki, acude invariablemente a escuchar y hablar con los suyos. Y es que los pejotas y los master, están muy solos en el mundo. Telperion es el Dungeon en directo en el mundo del Rol, ese mundo que nosotras sufrimos, pero en el que Telperión, nos regala hora y media de tranquilidad y sosiego en casa. Si alguna vez habéis escuchado algo por casualidad, os habrá sonado a algo así como: PDF, D&D 3.5, 34,95 €, os bajo el micrófono, yehheeee, esto no es un podcast, Pathfinder, arenas ardientes, Una emperatriz en Rokugan, ¡no!… casinos y furcias... y un sinfín de palabras y frases que a nosotras no nos dicen nada, pero que a nuestros pejotas les hacen mucha gracias a razón de las risas que escucháis salir de la habitación del ordenador.


Telperion es uno de los lugares donde pejotas, y penejotas se dieron a conocer. Siempre recordaremos una histórica llamada telefónica sorpresa de una penejota intranquila en casa mientras escuchaba en la radio a su pejota debatir sobre el estado del Rol. Y recordaremos como se escuchó perfectamente tragar saliva al susodicho cuando la reconoció alto y claro al otro lado de la línea.


Momentos inolvidables para todos los roleros, momentos y lugares de encuentro.


Es por ello que estas 48 horas nos hemos sentido viudas, como cuando el máster abandona una partida, o recuerdas esa campaña inacabada. Viudas, como la viuda Gary Gigax, la de Leonidas, y la propia viuda negra.


Pero el luto tiene un límite. Y como Jean Grey se transforma en Phoenix, las 7 vidas de Cat Woman, o esos superhéroes que mueren y por exigencias del guión (o gracias un mago) vuelven a resucitar, aquí estamos las penejotas, para recordar a nuestros pejotas que la partida no ha finalizado.


Los máster han vuelto a la mesa de juego y lugar de reunión, seguirán acudiendo a jornadas, e invadiendo nuestros salones los Miércoles. Esta campaña continúa y en cualquier momento recibiréis un mensaje o una llamada de vuestro máster, incluso del Rey Chapa (que para eso ostenta su titulo) recordando dónde quedar y a qué hora, y así retomar la banda ancha.

Vuelven las palomitas al microondas, las patatas fritas a migar el suelo y la Coca cola a dejar el surco circular encima de la mesa. Y como en Star Wars, la amenaza fantasma ha pasado y una nueva esperanza vuelve a resurgir.

Así que hoy, queridas penejotas, ya sin luto, podemos decir, con la cabeza bien alta, que estamos muy orgullosas y que debéis estarlo vosotras en la misma medida por cuanto han luchado todos nuestros pejotas y los vuestros, y de cuanto han conseguido, que es mucho.

Y es que cuando el rolero medio se pone… Más (y mejor) aún, cuando los roleros medios se unen…