14 mar. 2010

Desdoblamiento pejotil II


Como ya hemos comentado en el apartado I, está claro que nuestro pejota puede tener no solo una vida, sino varias, y no en mundos paralelos, sino en la misma sala de estar. Es bonito imaginar que tu PJ tenga más de una versión de si mismo remasterizada por toda la web, distintos foros o juegos on-line. Y dentro de esas versiones ¿qué tipo de PJ es? Porque que tu pareja sea un paladín, un hechicero o un maestro Jedi mola, sobre todo si eso lo extrapolamos a la intimidad del dormitorio.


Hay algo que todas deberíamos establecer como principio, casi como derecho fundamental a nuestra condición: no pasamos por tener que ayudar a nadie a hacerse una capa para un vivo del señor de los anillos, si eso antes o después no desfila por nuestra alcoba. Una cosa es ser penejota y la otra ser idiota. Si ellos desean verse como un montaraz, no tenemos ningún inconveniente en imaginárnoslo como Viggo Mortensen. Es lo que se llama un “fifty-fifty”. Sí, sí… no os escandalicéis, a nosotras tampoco nos gusta llegar a hablar en estos términos, pero es que esto ocurre más veces de lo que parece.


Pero… ¿qué pasa cuando tu pejota elige, con una sospechosamente alta frecuencia, un personaje femenino para interpretar?.


A lo largo de nuestra vasta experiencia como observadoras de multitud de partidas, nos empezamos a percatar que el perfil de personajes de muchos pejotas era el de una mujer atlética de corta edad, afroamericana y de gatillo fácil. Eso nos hizo cuestionarnos muchas cosas.

¿Cómo se puede llevar a una chavala de 19 años con minifalda y Beretta en la mano y después volver a casa como si nada hubiera pasado?.


Nuestra seguridad y convicciones flaqueaban… esos rudos y barbudos pejotas acumulaban varias fichas de personaje con ese perfil. ¿Qué podría significar? ¿Acaso habían sido mujeres en otra vida?, ¿Sería esto consecuencias ineludible de ver Sarah Connor Chronicles ininterrumpidamente o de la admiración ciega y, en apariencia, innata, hacia la Teniente Ripley? ¿Sería ese el sentido de los pósters de la chica de Ghost in de Shell por toda la habitación y no simple y sano onanismo?

¿Qué hacer ante una cosa así? Si nuestro pejota se ve a si mismo como una mujercita en apariencia frágil pero despiadada… nos asalta la madre de todas las dudas: ¿cómo nos ve a nosotras?

Empezamos a pensar que si su alter ego era una estupenda mujerona negrata con pistola, el nuestro debía ser… Dios… ¡Samuel L. Jackson!


Tras del shock inicial, buscamos en Google razonables respuestas a esas preguntas, obviando páginas de Psicoanálisis. Sabíamos que lo que íbamos a encontrar no nos iba a gustar, pero ya nada nos frenaba. Descubrimos entonces, en foros de rol, que al parecer esa era una práctica muy extendida entre el rolero medio. Podían llevar pejotas de diferente género. Por lo general, esos personajes eran siempre mujeres jóvenes, con sobresaliente en carisma, seducción, mentir y armas arrojadizas. Se dan en cualquier ambientación: elfas o semielfas en fantasía, tapadas en Alatriste, guapísimas y exuberantes mutantes en ciencia ficción, magníficas valkirias en Conan, jóvenes hechiceras con poderes sobrenaturales o aprendices jedis de color azul pitufo. Todos los roleros han ostentado un pejota femenino en su vida. Es más, sin pudor alguno, se seducen entre ellos, interpretan íntimos encuentros e incluso, hemos leído, que ha habido sexo en algunas partidas de rol. ¡Qué escándalo! La piel se nos eriza. Una imagen agónica se apropia de nuestros cerebelos… dos hombretones con sus pelos en el mentón y su camiseta heavy metal interpretando una tirada de seducción. Eso es algo impensable, todo el mundo sabe que el rolero medio no seduce, tira dados y pifia directamente.

¿Realidad o ficción? Como diría nuestro amigo Friker Jiménez… hay cosas que es mejor no saber.

10 comentarios:

  1. Menos mal que algunos estamos por encima del rolero medio :P Y si que es mejor no saber el por que... Yo he llegado a saberlo y es un poco deprimente xD.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, buenisima reflexión.
    Me confieso pecador.

    ResponderEliminar
  3. La sombra de Tootsie es alargada.

    ResponderEliminar
  4. Estimadas Señoras B. y V.

    La cuestión de representar un PJ femenino ha de ser enfocada desde varios ángulos (o posturas).

    1.- Interpretar personajes femeninos solamente en las partidas, no es delito. Denosta inteligencia, pues trata de ponerse en la piel de sus PNJ's y por ende, conocer mejor al sexo opuesto (en la naturaleza humana esta la curiosidad). Ayudadles en su introspección interpretativa, os dará muchas satisfacciones ("a las PNJ's nos gusta que nos toquen aquí").

    2.- Interpretar, frecuentemente durante las partidas, a una mujer de gran belleza, atlética, de corta edad, caucásica/afroamericana/asiática y de gatillo fácil y de sexo mas fácil todavía. Este es un cliché mas que manido (mucho mas que el de bárbaro de la estepa, o paladín legal tonto), no solo en el Rol, el cine, literatura, videojuegos, etc... Este jugador es el mejor ejemplo de homorolerusnomecomounrosco, fantasea con del sexo opuesto de una forma que llevaría a calificar la Literatura Fantástica de Realista. En ese caso, por experiencia, aconsejo a los DJ's aplicar las consecuencias de actitudes tan frívolas sin ningún miramiento ("¿que es eso de que este mes no me ha venido?").

    3.- Si el caso es que solo interpreta personajes femeninos en situaciones intimas (e incluso vuestra ropa le queda mejor), entonces estais en un problemón. Si quereis salvar "el setting" no hagais la tontería de interpretar al nenaza de Samuel L. Jackson, os recomiendo a Richard Roundtree (eso si, tal cual estaba en 1971). Si lo que quereis es cortar por lo sano os recomendo algo mas estilo Eddie Murphy o el Principe de Bel Air.

    ResponderEliminar
  5. No hay que descartar otro motivo, sobre todo si se trata de PJs femeninos en entornos virtuales:

    http://www.pvponline.com/comics/pvp20040601.gif

    ResponderEliminar
  6. Madre de dios... menudo analisis Dr.Se ve que tiene mucha experiencia en estos aspectos,... y le recuerdo tambien que fue en una partida suya ( co-dirigida por una victima del sistema) donde se tiro por predictor. Si señores... pues muy a a pesar nuestro , aunque hay muchas reglas en los juegos de rol, no hay ninguna que determine esas cosas. Y claro depende la campaña que estés llevando a cabo es una cosa que debería reflejarse en algún lado si llevamos un pj femenino.
    O es acaso el master el unico que puede parir a sus pjs.... esa es una cuestión para reflexionar.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. El tranvestismo es un mal que ataca a todo el espectro rolero.
    Imaginate a la elfa/humana/alien-con-3-tetas buenorra de tu juego de rol o mmorpg y ahora ponle la voz del jugador en cuestion.

    -Hola soy una lefa buenorra. (voz de camionero)

    El reto interpretativo, que se veria en el caso de intentar interpretar a un presonaje de otro sexo, acaba cuando empezamos a hablar de piezas de cuero ajustado o bikinis de cota de malla. Esto y el hecho de que los masters suelen olvidar detalles como que las mujeres tienen la regla (si, si incluso cuando hay jugadoras), que en epocas medievales las mujeres no podian firmar contratos, ... hace que las PJ mujeres esten mal llevados en la mayoria de los casos.

    -¿Que kieres llevar a una arquera amazona elfa? muuu bien vamos a tirar cuantas enfermedades y defectos pillas por la extirpacion de los pechos.

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que mi novio tiene un personaje que es una mujer como tu bien dices, delicada etc etc... mmm... es una situación un tanto extraña cuando, despues de la partida, pretende que nos vayamos a la cama (?) Pero.. ya me voy acostumbrado :/

    ResponderEliminar
  10. Experiencias dedicadas de Valeria, devota seguidora vuestra y sufrida expenejota:

    http://criptabajoeltorreon.wordpress.com/2010/05/05/de-una-pejota-conversa-a-las-penejotas/

    ResponderEliminar